Política

Hezbullah denuncia que la decisión de Australia de calificar al movimiento como terrorista es un "prejuicio ciego" al servicio de los intereses israelíes

image(Takbir TV) - En una declaración difundida el miércoles por la cadena de televisión libanesa Al Manar, Hezbullah afirmó que la decisión australiana es "una sumisión humillante a los dictados estadounidenses y sionistas" y "una parcialidad ciega" al servicio de los intereses israelíes.

El movimiento también señaló que la medida australiana y otras decisiones similares tomadas anteriormente por algunos países occidentales "no afectarán a la postura de Hezbullah, ni a su derecho natural de resistir y defender a su país y a su pueblo, y a apoyar a los movimientos de resistencia contra la ocupación y la agresión sionistas".

Según el comunicado, la calificación australiana tampoco afectará a la moral del pueblo libanés ni a la de los pueblos libres de todo el mundo.

En 2003, Australia incluyó en la lista negra al ala militar de Hezbullah, pero la decisión del miércoles amplió esa lista para incluir a todo el grupo.

La Yihad Islámica tacha de "errónea e injusta" la inclusión de Hezbullah en la lista negra

El movimiento de resistencia palestino Yihad Islámica también "denunció enérgicamente" la decisión australiana del miércoles, afirmando que respondía a "presiones sionistas."

El grupo también destacó que Hezbullah se enfrenta a la agresión y al terrorismo, y añadió que el movimiento no se verá afectado por la decisión "errónea e injusta", que más bien aumentará su determinación de "seguir en su camino de enfrentarse al enemigo sionista".

Ansarullah: La designación de Hezbullah sirve a la entidad sionista

Mientras tanto, el Buró Político del movimiento yemení Houthi Ansarullah calificó la decisión australiana de "movimiento criminal que sirve a la entidad sionista."

Hezbullah se creó tras la invasión y ocupación israelí del sur del Líbano en 1982. El movimiento expulsó a las fuerzas israelíes del Líbano en mayo de 2000.

Desde entonces, el grupo se ha convertido en una poderosa fuerza militar, asestando repetidos golpes al ejército israelí, incluso durante una guerra de 33 días en julio de 2006.